IMPORTANCIA DE LA VACUNA CONTRA EL NEUMOCOCO

marzo 11, 2020

LA ENFERMEDAD NEUMOCÓCICA PUEDE CAUSAR INFECCIONES TANTO LEVES COMO GRAVES

La enfermedad neumocócica es una infección causada por las bacterias Streptococcus pneumoniae, que también se conocen como neumococos. Las bacterias neumocócicas pueden causar muchos tipos de enfermedades que varían de leves a muy graves. Cuando las bacterias neumocócicas se propagan de la nariz y la garganta a los oídos y los senos paranasales, generalmente ocasionan infecciones leves. Pero cuando se propagan a otras partes del cuerpo, pueden causar problemas graves de salud, como neumonía, bacteriemia y meningitis.

Estas enfermedades pueden ser mortales, especialmente para los siguientes grupos de personas:

  • Los adultos de 65 años o más.
  • Las personas con afecciones crónicas.
  • Las personas cuyo sistema inmunitario está debilitado por enfermedades o medicamentos (están inmunodeprimidas).

La enfermedad neumocócica puede provocar discapacidades como sordera, daño cerebral, o la pérdida de los brazos o las piernas.

La enfermedad neumocócica es contagiosa

Las bacterias neumocócicas se transmiten de persona a persona mediante la tos, los estornudos y el contacto cercano. Las personas pueden ser portadoras de las bacterias en la nariz y la garganta sin enfermarse y transmitirlas a otras personas.

EXISTEN DOS VACUNAS PROPORCIONAN PROTECCIÓN CONTRA ESTA ENFERMEDAD GRAVE QUE A VECES ES MORTAL. 

  • La PCV13 (vacuna antineumocócica conjugada)
  • La PPSV23 (vacuna antineumocócica polisacárida)

Los adultos mayores necesitan dos vacunas antineumococicas

  • Los CDC recomiendan 2 vacunas antineumocócicas
  • La PCV13 (vacuna antineumocócica conjugada)
  • La PPSV23 (vacuna antineumocócica polisacárida)
  • Usted debe recibir una dosis de la PCV13 primero, seguida por una dosis de la PPSV23, al menos 1 año después
  • Si ya recibió alguna dosis de la PPSV23, póngase la PCV 13 al menos un año después de la dosis mas reciente de la PPSV23.
  • Si ya recibió una dosis de la PCV13 a una edad mas temprana, los CDC no recomiendan otra dosis.*

La PCV13 protege contra 13 cepas de bacterias neumocócicas y la PPSV23 protege contra 23 cepas de estas bacterias. Las dos vacunas proporcionan protección contra enfermedades como la meningitis y la bacteriemia. La PCV13 también protege contra la neumonía.

Estas vacunas son seguras, pero se pueden producir efectos secundarios. La mayoría de los efectos secundarios, como inflamación o dolor en el brazo, son leves y no afectan las actividades de la vida diaria.

IMPORTANTE No debe ponerse las dos vacunas antineumocócicas al mismo tiempo*

Los CDC recomiendan que no se administren las vacunas PCV13 y PPSV23 al mismo tiempo. Si necesita las dos vacunas, póngase primero la PCV13 seguida de una dosis de la PPSV23 en otra visita.

CONCLUSIÓN:

Gracias a la vacunación masiva en los menores de dos años, la carga de la enfermedad disminuyó en ese grupo de riesgo, pero aumentó en los mayores de 65 dado que no tienen incorporada la importancia de la inmunización.

Depende del lugar en donde se declaren los síntomas, la enfermedad neomocócica adquiere la denominación de neumonía, meningitis, infección en la sangre o inflamación del oído.

 “Vacunarse es la forma más efectiva de prevenir esta enfermedad; las autoridades sanitarias recomiendan que lo hagan los mayores de 65 años y todos los individuos entre 18 y 64 años con factores de riesgo.

POR LO TANTO:

 “El esquema secuencial consiste en la aplicación de la vacuna conjugada contra neumococo 13 valente y luego la vacuna contra neumococo polisacárida 23 valente. La vacuna 13 valente produce mayores títulos o concentraciones de anticuerpos y tiene estudios de eficacia contra neumonía en personas mayores. La vacuna de 23 polisacáridos ofrece un mayor espectro de protección contra distintos tipos de neumococo que la 13 valente y también brinda protección contra las formas graves o invasivas de enfermedad neumocócica. De esta forma, la aplicación de ambas vacunas asegura una mejor protección para los grupos de adultos de mayor riesgo (mayores de 65 años, adultos de cualquier edad con inmunosupresión, enfermedad pulmonar o cardíaca crónica, tabaquismo, alcoholismo, diabetes, enfermedad renal y hepática crónica, fístulas de líquido céfalo-raquídeo, entre otras)”***

* https://www.cdc.gov/spanish/especialescdc/enfermedadneumococica/index.html

** CDC Centros para el control y prevención de enfermedades.

***Doctor Pablo Bonvehí, jefe de Infectología del Cemic y Coordinador de la Comisión de Vacunas de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI).

Deja tu comentario
Minsa cuenta con capacidad para atender hasta 75 casos graves de coronavirus en Lima

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Contacto Whatsapp
HOLA!
En que podemos ayudarte?
Powered by