¿En qué consisten estas enfermedades?

Son infecciones producidas por tres virus distintos, el del sarampión, el de la rubeola y el de la parotiditis, que afectan principalmente a los niños. Al estar causadas por virus, no tienen tratamiento.

  • Sarampión es una infección aguda exantematica, es una virosis humana para la que hay una susceptibilidad universal y que ataca toda la economía. Es mucho más frecuente en niños pequeños. Es contagiosa y su periodo de mayor contagiosidad es durante la etapa anterior a la erupción, pero continúa en tanto permanezca el exantema.
  • Rubeola: Provoca un cuadro leve de fiebre, manchas por el cuerpo más tenues y más pequeñas, y ganglios por el cuello, la región occipital y detrás de las orejas. En adolescentes y adultos puede producir afectación de las articulaciones. Su gravedad viene dada por el posible contagio del niño a una embarazada que no hubiera pasado la enfermedad y que no esté vacunada, ya que puede afectar al embrión y provocarle graves malformaciones, sobre todo en el corazón y en el sistema nervioso (se llama rubeola congénita).
  • Parotiditis: Es una infección que afecta a las glándulas que producen la saliva, sobre todo las parótidas, situadas en la cara, justo debajo de las orejas, se conoce con el nombre de paperas. Se produce una inflamación de las mismas (aumentan mucho de tamaño) y aparece un dolor que puede ser intenso. En ocasiones puede complicarse con una meningitis de características benignas o con inflamación de los testículos o de los ovarios.
la-oms-alerta-la-alarma-de-sarampion-en-europa-es-muy-seria
xpri_65784434.jpg.pagespeed.ic.yQUmUhehaq
WhatsApp chat